¿Qué dice el documento desclasificado por el FBI sobre el atentado del 11S?

De los 19 secuestradores de los aviones, 15 eran ciudadanos de Arabia Saudí

El FBI ha desclasificado este sábado un documento sobre la investigación del organismo de los atentados del 11 de septiembre de 2001, que dejaron casi 3.000 muertos, después de que el presidente estadounidense, Joe Biden,ordenara la semana pasada una revisión de los documentos y les pidiera a los funcionarios que publicaran lo que pudieran durante los próximos seis meses.

Las administraciones precedentes, las de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump, se negaron a desclasificar los documentos, citando como argumento la seguridad nacional.

La orden de Biden de publicar las investigaciones se produjo después de que más de 1.600 personas afectadas por los atentados enviasen una carta al presidente pidiendo la desclasificación de información.

¿Qué dice el documento?

El documento en cuestión, de 16 páginas, fue escrito en 2016, y detalla contactos entre dos de los terroristas que secuestraron los aviones que utilizaron para atacar las Torres Gemelas y el Pentágono y un supuesto agente de la inteligencia saudí, además de un funcionario del consulado de este mismo país.

El documento se basa en entrevistas con una fuente cuya identidad está clasificada (nombrada como PII) y describe los contactos entre varios ciudadanos sauditas y dos de los secuestradores, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Midhar.

Ambos se hicieron pasar por estudiantes para ingresar a Estados Unidos en el año 2000. El documento del FBI dice que luego recibieron un apoyo logístico significativo de Omar al-Bayoumi, quien, según testigos, era un visitante frecuente del Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles a pesar de que su estatus oficial en ese momento era el de estudiante. «La asistencia de Bayoumi a Hamzi y Midhar incluyó traducción, viajes, alojamiento y financiación», dice el documento.

El archivo también asegura que hubo vínculos entre los dos secuestradores y Fahad al-Thumairy, un imán (líder musulmán) de la mezquita del rey Fahad en Los Ángeles, a quien las fuentes citadas describen como «de creencias extremistas».

Tanto Bayoumi como Thumairy abandonaron Estados Unidos semanas antes de los ataques del 11 de septiembre, según la agencia de noticias AP.

Involucración de Arabia Saudí

El documento no proporciona ninguna evidencia de que el gobierno saudita hubiera estado vinculado o tuviera conocimiento del complot contra las Torres Gemelas.

Antes de la desclasificación, la embajada saudita en Washington se mostró a favor de que los archivos se sacaran a la luz, y una vez más negó cualquier vínculo entre su país y los secuestradores, señalando que tales afirmaciones son «falsas«.

El anterior presidente estadounidense, Donald Trump, fortaleció los lazos entre su país y la monarquía absoluta. Pero Biden calificó a Arabia Saudita de «paria» después de que en febrero de este año un informe de inteligencia de Estados Unidos implica al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido en 2018. 

Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*