Policías en EE.UU piden ayuda a las Iglesias para controlar el aumento de la delincuencia

Debido al aumento de la delincuencia, los departamentos de policía están recurriendo a la fe para lograr un cambio en las comunidades.

El sargento Travis Garrison, de Gresham, dijo que ahora se han visto obligados a elegir el tipo de llamadas que recibirán y los delitos a los que los agentes serán enviados.

«Sólo podemos investigar asesinatos. Responderemos rutinariamente a los tiroteos, pero si la persona va a sobrevivir, no vamos a hacer un seguimiento de eso», dijo el sargento Garrison.

Ahora la priorización o la clasificación de socorristas se ha vuelto común, dentro de Filadelfia la policía disolvió su unidad de automóviles abandonados y en Los Ángeles recortaron los equipos de asistencia a personas sin hogar y maltrato animal.

«Nos va a llevar años recuperarnos de esto y mi esperanza es que la gente con la que trabajo se mantenga firme», dijo el sargento Garrison.

Las principales ciudades de EE.UU están siendo consumidas por la delincuencial mientras los equipos de policía abandonan sus puestos, pero hay quienes se mantienen debido a que están recurriendo a las iglesias para que por medio de la fe se pueda controlar la situación que crece cada día más.

Unos 25 grupos de autoridades se unieron a destacados líderes religiosos dentro del Capitolio  en esta semana, haciendo la invitación a participar en el National Faith and Blue Weekend.

El director de MovementForward Inc, el Dr. Markel Hutchins, dió la apertura al evento que de realiza desde hace cinco años en Atlanta, con la fe de que lo logrado en esas reuniones puede hacer la diferencia.

«Con el aumento de la delincuencia y la violencia, con nuestras comunidades asediadas y atacadas, nuestra mejor marcha en este momento no es contra las fuerzas del orden, sino con ellas. Y eso es lo que las comunidades religiosas están en condiciones de hacer», dijo el Dr. Hutchins.

Para el mes de Octubre, Faith and Blue hará la revitalización de las relaciones de la policía con la comunidad a través de caminatas por la paz, picnics y múltiples actividades en todo el país.

«De eso se trata, de activar a las comunidades locales para que alcen la voz de la mayoría silenciosa», dijo el Dr. Hutchins.

El jefe adjunto de policía de la Universidad de Delaware, Patrick Orden, dijo que estás asociaciones son muy fundamentales para construir comunidades más seguras y fuertes.

«La policía es mucho más que la vigilancia de la ley; la parte de la aplicación de la ley es sólo una pieza y no podemos arrestar para salir de este problema. Así que tenemos que colaborar con los líderes de la comunidad y tratar de hacer programas educativos, de divulgación, tratar de construir esa confianza con las personas», finalizó.

Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*